¿Que onda con la fruta abrillantada?

Las fiestas de fin de año dejan sus números y sus balances. Heridos por pirotecnia en el ojete. Tuertos por corchazos. Rengos en accidentes automovilísticos. Un número no determinado de cuñados sorprendidos tomando merca en el baño. Y gran cantidad de abuelas practicando sexo oral al novio de sus nietasy/o nietos. Ahora, una cosa fue elocuente: la desaparición forzada de la fruta abrillantada.
Una investigación del Centro de Altos Estudios Sobre Consumo de Basura y Abrillantamiento arrojó resultados lapidarios. El  documento indica que el consumo de fruta abrillantada entre los votantes K, es prácticamente nulo, y se pone peor entre los sectores de entre 20 a 30 años. Es para destacar que en la franja que va de 30 y  45 años el sólo hecho de mencionarle la existencia de la fruta abrillantada le provoca alta irritación, putean y se agarran los genitales.
El procesamiento de datos indica una huella, como una marca moral, del que probó fruta abrillantada, pero su actual discurso dominante le hace relacionar esa ingesta con un pasado garca al que no queiren volver, al menos por ahora.
En tanto, (que querrá decir) el votante macrista es paradójico. El joven no sabe de la existencia de tal alimento, pero el vejete, fue gran consumidor, incluso hay casos de adictos, pero que en la actualidad funcionan como conversos. Fingen, mienten y juegan al ludo antes que contestar.
Sólo una fracción del posible electorado masista se reconoce como comedor de fruta abrillantada, aunque enseguida cambian de tema. Lo cual indica que tampoco tiene un compromiso político con el  tema, ni con nada en general.
El FAUNEN como su nombre lo indica de para mucho. Hay una franja del radicalismo que duerme con frutas abrillantadas bajo la cama, Carrio obviamente figura entre los conversos, Los socialistas la aman, pero la desconocen por marketing y Pino es una fruta abrillantada en vida.
Como gran dato el estudio, descubre una izquierda abrillantada. Que se sienta a las tardes en
 las Violetas, la Orquidea, El Gato Negro, Los Dos Chinos, Etc y se clava la fruta en pan dulce. Sin embargo es sólo una conducta de un puñado de dirigentes. La masa de votantes las confunde con las gomitas.
Con todo ( que forro poner con todo) Edelmira Molina, de la Fundación Salven al Higo Abrillantado Pero Por Favor  Garchen reflexiona:" no es tiempo de abrillantamientos. De todas maneras no tengo argumentos sólidos que me digan porque el odio, el exterminio y la desaparición en los pan dulces de la fruta abrillantada. Asistimos a pan dulces de frutas secas, de ricota, glaseados, cremosos, cin chips de chocolate. Un horror".


Es una política de exterminio claramente, pero la sociedad se caga, se caga en la patria, no se va a cagar en un kinoto".Para terminar Artemio X de la Consultora "Robben" añadió " el componente psicológico lo desconocemos, el político también el económico también, el cultural, como dicen; es complejo, entonces a chuparla" aclaró el cientista.