¡Qué increíble!

Todos los días antes de irme a trabajar, en Estados Unidos donde resido, leo las novedades que hay en el mundo a través de sus informaciones en periódicos como el New York Times, The Herald y veo una que otra noticia por televisión.

Vi en periódicos que el excelentísimo presidente del Ecuador recibió un premio honorífico en Argentina, ¡por respetar la libertad de expresión en Ecuador! Casi no di crédito a lo que leía.

Busqué en el calendario para ver si era el día de los inocentes o si se trataba de una broma pesada.

Llamé a los medios que publicaron la nota y era verdad, lo condecoraban.

Violar todos los días informaciones, injuriar a todos los periodistas, no importa de donde vengan, criticar a la prensa a diario diciéndole que es corrupta, cerrar medios informativos, enjuiciar a la prensa por informaciones ciertas, calumniar y expulsar a periodistas del país, ganar juicios con abogados que son jueces y parte a la vez, y maniatar informaciones; ¿son méritos para que den un premio? 

John Mackliff,
Miami, Florida, EE.UU.

Fuente:  http://www.eluniverso.com/2012/12/05/1/1366/increible.html