David Cameron se quejó en el G-20 por Galbandian



Pese a lo extensamente difundido del encuentro sorpresivo del premier británico con la presi, en la reunionseta del G-20, en ningún caso se consignó el verdadero reclamo del cachetudo de Cameron.  Sin embargo altísimas fuentes del bilaterismo mundial aseguran que el mandatario inglés se quejó por la canilla rota del árbitro al que Galbandian le aplico su patada rabiosa, al mejor estilo Roberto Trota, y que esto solo muestra la “actitud colonialista del unquillense, que no se somete al referéndum de los jueces británicos”, indicó la misma fuente mientras le ponía una curita con dibujitos de Mickey al llorón del arbitro.