Las Vegas apuesta a su diversificación

USA - Las Vegas quiere sacudirse definitivamente el estigma de ciudad de juego y vicio que se ha ganado a través de los años, y mostrarse como un destino de entretenimiento a todo hora (y de todo tipo), sobre todo de turismo “blanco”.
Las encuestas dicen que sólo el 8% de los visitantes que llega a Las Vegas es para apostar. El resto busca otra cosa, aunque nadie se prive de poner unas monedas en una máquina o jugarse por un pleno.
“Las Vegas no es más sólo para jugar, eso cambió muchísimo. Ahora los visitantes van para hacer compras, por la gastronomía, los shows y el entretenimiento”, explica Jesee Davis, director de Relaciones Públicas Internacionales de Las Vegas en una visita a Buenos Aires para promocionar el destino. La Argentina es el segundo mercado en América latina después de Brasil.
Entre los buenos argumentos Las Vegas es la ciudad de Estados Unidos con más capacidad hotelera y con las tarifas de las más accesibles. En promedio la noche en un hotel cuesta 95 dólares para dos personas. Algunos de los hoteles más importantes de Las Vegas son el Four Seasons, el Trump International Hotel, el Caesars Palace, el Bellagio, y el Venetian Resort Hotel, entre otros.
De Capital del Pecado, como se la solía llamar, devino Capital del Entretenimiento, mucho más familiar, por cierto, un perfil que busca consolidar. Ofrece una abultada cartelera de espectáculos de primer nivel como Cirque du Soleil, recitales de Celine Dion, musicales como El Rey León , entre otros.
Además, Las Vegas es casi como un gran parque de diversiones, con montañas rusas, simuladores de realidad virtual, volcanes en erupción y museos de cera. También cuenta con más de 60 campos de golf y 45 spa.
Pero, de todas maneras, sigue siendo un destino para divertirse quizás en exceso. El slogan lo dice todo: Lo que pasó en Las Vegas queda en Las Vegas.

Fuente: Comunicado-Prensa.com