Detectan estafa en el casino Gualok; habrían manipulado la ruleta

Argentina - El hecho ocurrió entre el jueves y viernes de la semana pasada, informó el presidente de Lotería. Los protagonistas serían tucumanos que se dedicarían a cometer este tipo de fraudes en salas de juegos de todo el norte argentino.
Directivos de Lotería Chaqueña detectaron una serie de estafas en el casino Gualok de Sáenz Peña con las que un grupo de jugadores tramposos lograron alzarse con un botín de entre 50.000 y 150.000 pesos. Apuntan a tucumanos que se dedicarían a este tipo de fraudes en salas de juegos de todo el norte argentino.
“El fin de semana pasado empezamos a ver que tres personas ganaban en poco tiempo, muy seguido, cosa que estadísticamente es imposible”, comentó el presidente de Lotería Chaqueña, Daniel Pascual. En declaraciones radiales, Pascual explicó que el caso se dio entre el jueves y viernes último. De acuerdo al funcionario, la avivada de estos jugadores se hacía a través de la manipulación de la ruleta. ¿Cómo lo hacían? A través de un alambre, según aseguró.
“Se dio vuelta la ruleta, se miró los sistemas y no encontramos fallas. La gerente general se conectó con el proveedor y le preguntó qué podría ser. El proveedor le dijo que revisen nuevamente porque puede haber un agujerito en el lugar donde estaba. Fuimos a ver y efectivamente había un agujerito minúsculo por el cual pasaban un alambre”, comentó.
“Con el alambre frenaban el plato, lo que hacía que la bola caiga en el lugar. Son seis u ocho, probablemente tucumanos que son estafadores de todo el norte. Salimos a mirar las ruletas de esas marcas encontramos en una el agujerito hecho así que estaban preparándose para ir a otra sala nuestra”, explicó la metodología.
“Se dio aviso a la Policía y los salimos a buscar porque estaban identificado y ya se habían escapado. Como medida de prevención se le prohibió la entrada al casino aún sin haber encontrado el modus operandi de estos tipos”, añadió Pascual. “Estuvimos viendo las filmaciones. Son tres tipos. Los tres se juntan en el mismo lugar y uno se ve que trabaja, uno lo cubre, otro apuesta de vez en cuando, y el otro siempre tiene la mano atrás”, aseveró.
“Es madera aglomerada. No es tan difícil hacer un agujerito. Hay que tener la precisión que obviamente estos tipos la tienen. Nosotros después intentamos hacer algo similar y encontramos la forma de hacerlo. Es sencillo. Ahora se los va a buscar en donde estén. Se armó una comisión para ir a buscarlos. De detenerlos, los vamos a detener”, afirmó Pascual, al tiempo que señaló que la cifra del fraude está entre los 50.000 y 150.000 pesos.

Fuente: Chaco por Día