Tras el fallo, le exigen al Casino impuestos de los últimos 12 años

Argentina - Buenos Aires - El Gobierno porteño aseguró que hoy mismo intimará formalmente al Casino de Puerto Madero a que regularice su situación impositiva, con retroactividad a 1999.
Así lo informaron fuentes oficiales a este diario, después del fallo de la Corte Suprema que dejó sin efecto una medida cautelar que desde hace 12 años impedía a la Ciudad tanto cobrar impuestos como exigirle habilitación municipal.
Ni el Gobierno de la Ciudad ni la oposición legislativa, que varias veces en los últimos años planteó el tema del control sobre el Casino, se animaban ayer a hablar de una cifra.
De todas maneras, el presidente de la comisión de Presupuesto, Alvaro González (PRO), descartó que por el aumento en la recaudación que significaría el cobro de Ingresos Brutos a la sala de juego se vaya a moderar el aumento en el impuesto de ABL propuesto para el año próximo, que en algunos casos supera el 300%.
Desde 2009, la ley porteña dice que casinos y salas de máquinas tragamonedas deben tributar Ingresos Brutos con una alícuota del 8%, aunque hasta ahora eso no permitió recaudar un peso, porque también el Hipódromo de Palermo judicializó el tema y evitó hasta ahora pagar impuestos locales.
“Ahora se va a plantear un problema de interpretación: ¿el 8% es sobre el total de lo que se juega o solamente sobre las utilidades netas? Lo tendrá que resolver el Gobierno y no descarto que termine nuevamente judicializándose”, dijo González.
Fuentes del Gobierno dijeron que en la AGIP enviarán hoy el requerimiento al Casino para que denuncie cuál es su base imponible. Es decir, la suma de dinero sobre la cual se debe tributar. “Es el paso formal que se debe cumplir, para recién después enviar los inspectores y hacer inteligencia fiscal”.
El titular de la AGIP, Carlos Walter, concurrirá mañana a la Legislatura en el marco del debate del Presupuesto 2012 y seguramente dará precisiones sobre el tema. Hoy la Ciudad embolsa algo más de $ 200 millones al año por el juego, debido a que se reparte con la Nación las utilidades que se generan a favor del Estado.

Autor: Daniel Gutman
Fuente: Clarín