Personal de las salas de juego bloqueó a Correa



En medio de gritos y consignas, alrededor de mil trabajadores de las salas de juego del país se reunieron ayer en los exteriores del Ministerio Zonal de Guayaquil para pedir al presidente Rafael Correa que los atienda y escuche sus pedidos de incluirlos en el plan ordenado de cierre de casinos que propone un plazo de seis a dos años para salir definitivamente.

Los empleados permanecieron desde las 14:00 hasta las 20:30 en los exteriores del edificio y bloquearon la calle por donde debía salir el vehículo con el jefe de Estado, con el único fin de ser escuchados.

Sentados en las calles los trabajadores gritaban por una audiencia. “¡Solo queremos cinco minutos señor presidente!, ¡No nos deje sin trabajo!, ¡Somos padres de familia!, ¡Yo te di mi voto y ahora tú me botas!”, eran las consignas que se escuchaban en los exteriores del edificio con la finalidad de ser escuchados.

Sin embargo, eso no se logró porque un piquete de cerca de 100 uniformados entre policías y militares lo impidieron.

“No somos delincuentes para que nos empujen y tampoco le vamos a hacer nada al presidente, solo estamos pidiendo su atención y queremos que sepa que somos muchas personas que nos vamos a quedar desempleadas”, manifestó María Augusta Díaz, presidenta de la Asociación de Trabajadores de las Salas de Juego y Casinos (Anpasju).

Forcejeos
A las 20:00, los uniformados comenzaron a separar a las personas para que permitan la salida del presidente Rafael Correa, en medio de forcejeos los policías abrieron espacio para que el vehículo presidencial pueda salir a las 20:35, sin que el jefe de Estado atienda a los trabajadores.

Continùa en: 
http://www.eluniverso.com/2011/09/07/1/1355/gobierno-homologara-sueldos-vigilantes.html