Ni un casino más en el país, advierte Blake

México - El secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, reiteró que en la presente administración no se otorgará ni un permiso más para la apertura de casinos o centros de apuesta en México.
Luego del incendio provocado en el Casino Royale en Monterrey, Nuevo León, donde perdieron la vida 52 personas, el titular de la Segob sostuvo que “vamos a seguir regulando la industria no otorgando más permisos”.
En entrevista en el marco de la 29 Conferencia de Gobernadores Fronterizos México-Estados Unidos, que se lleva a cabo en Ensenada, Baja California, Blake Mora dijo que la Segob está sometiendo a revisión todos los casinos y casas de juego del país, con la finalidad de detectar irregularidades en su funcionamiento o actualizar sus datos de operación.
Y advirtió que todos aquellos que no hayan sido autorizados por la Segob o autoridades locales para operar, serán clausurados.
“Se están revisando los datos que establece la ley, que cuenten con la reglamentación adecuada, que tengan los permisos de autoridades locales, que estén observando las legislaciones de orden de Hacienda y de las contribuciones, entre otros aspectos fundamentales”, explicó.
Sin embargo, reconoció que existen algunos casos en los que se han detectado irregularidades, como en Nuevo León, donde dijo que ya existen algunas denuncias presentadas por la Segob.
Advirtió que si durante la inspección y vigilancia se detecta que hay establecimientos ilegales, porque no cuentan con permisos o están realizando actividades que la ley prohíbe, “serán no sólo clausurados sino sancionados con toda la fuerza de la ley penal”.
Actualmente, dijo, hay poco más de 300 establecimientos de este tipo operando en todo el país, de 561 permisos que se han otorgado, y “hay un margen de 200 permisos que requerirían de una autorización municipal y estatal para poderse establecer” y, hasta la fecha, no han notificado a Gobernación de apertura alguna.
De acuerdo con la Dirección General Adjunta de Juegos y Sorteos, existen menos de 50 supervisores para todo el país, quienes –en teoría– deben verificar la legalidad de todas las operaciones que realicen los 27 permisionarios que cuentan con los permisos de los 561 establecimientos con potencial para operar.
Para detectar el juego ilegal, en días pasados la Segob decidió apoyarse en la población y habilitó una dirección electrónica para captar eventuales denuncias sobre casinos irregulares o centros de apuestas sin permiso para operar.
Los casinos empezaron a proliferar cuando el entonces secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda, empezó a entregar permisos luego de la publicación del Reglamento de la Ley de Juegos y Sorteos, el 17 de septiembre de 2004.
Dicho reglamento fue calificado como “deficiente” porque, entre otras cosas, permitió que los permisionarios operaran establecimientos múltiples de los que Gobernación no sabía quiénes eran los dueños y socios.

Autor: La Redacción
Fuente: Proceso