La autopsia Al-Turro Larrea

El Secretario de la Tremenda Corte Constitucional 
marchó más rápido que su hermano, 
el velocísimo abogado cervecero. 
Por ahora 
se lleva los secretos a la tumba, 
pero dizque por las noches va a venir 
a jalarles las patas a sus deudores. 
  http://www4.elcomercio.com/2011-03-05/Noticias/Opinion/Justicia-Infinita.aspx