CICIG vrs Zapeta

Estuardo Zapeta

... usted dice que “CICIG” no solicitó esto, entonces está fuera del caso considerar semejantes “opiniones” como parte del proceso.

Ayer fue publicada aquí en Siglo Veintiuno, en la sección de “Buzón”, una nota enviada por el “Comisionado CICIG,” en la cual, en respuesta a mi artículo del martes recién pasado, dice, “Es totalmente falso que la CICIG haya solicitado ´un Dictamen Pericial´ de comunicación como se expresa.”

Pero, con copia del “Dictamen Pericial,” y otros documentos (puedo enviarles una copia si me envían un correo a zapeta@libertopolis.com) el, y cito del documento, “Perito de Medios Ordinario,” Lic. Carlos Enrique Morales Monzón, Director General Dirección General de Radiodifusión y Televisión Nacional y Radio Nacional TGW, responde a la “solicitud para la práctica de un PERITAJE DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN,” al Licenciado José Domingo Santos Donis Auxiliar Fiscal Agencia 1 de CICIG Ministerio Público Su Despacho.

Sr. Comisionado, ¿por qué enviarle a “Agencia 1 de CICIG” algo que usted me aclara, CICIG no “solicitó”? (A propósito, me sigue cautivando por qué el Lic. “Carlitos” envió su “DICTAMEN PERICIAL” en papel membretado de la Dirección General de Radiodifusión y Televisión Nacional, y en cuyo borde inferior cada hoja tiene impreso “Tiempo de Solidaridad Gobierno de Álvaro Colom Guatemala”).

Pero creatividades desbordadas aparte, algunas curiosidades me han despertado sospechas acerca de la validez, legitimidad y, sobre todo, legalidad tanto de los “Dictámenes” como del o los “Peritos”.

Primero, la celeridad para las “pericias” del “perito” —porque hace el “peritaje de MEDIOS DE COMUNICACIÓN,” imagínese un “PERITAJE DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN”, tamaña labor— entre el seis de enero, desde “las quince horas con quince minutos”, y lo entrega, según fecha del “Dictamen”, el 10 de enero. Lo hizo en tiempo record de 96 horas o menos.

Segundo, el “perito” Lic. Morales Monzón, ya había emitido opiniones acerca de su apoyo y respaldo a la CICIG, y por lo tanto, su independencia e imparcialidad son cuestionables, si no del todo inválidas, y en las cuales él concluye que “existen elementos convincentes para suponer que ha existido... una campaña de desprestigio” contra la CICIG.

Tercero, aparte de la celeridad y la credibilidad, quienes dimensionamos el tamaño de la tarea solicitada —un “peritaje de medios de comunicación”— no podríamos ver ni por asomo cómo el “perito” y el “Director de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos de Guatemala”, Lic. Gustavo Adolfo Bracamonte Cerón, pudieron siquiera haber concluido de la manera que lo hicieron. Al Lic. Morales Monzón le dieron nueve artículos de “opinión”, (énfasis en “opinión” por favor), y una noticia de Nuestro Diario, para concluir con esos como “elementos convincentes”, y en el caso del Director de Ciencias de la Comunicación de la Usac, en su teoría de los “encadenamientos ideológicos” para diezmar a la CICIG “desprestigiándola.” Bracamonte, según leo, señala de “encadenamiento ideológico” a las imaginadas hordas de “Libertarios” que escribimos en los medios. (Para más inri y dato curioso mi columna se titula “Era Libertaria”).

Cuarto, otra curiosidad, en qué momento el “perito” de “medios

Artículo publicado en el diario guatemalteco "Siglo XXI" el día viernes 21 de enero 2011.