Ex PAC “solidarias”

Las ex PAC querían pisto y para eso se comunicaron con mara del Gobierno, quienes pegaron el grito al cielo...

Estuardo Zapeta

Esta es magia política: del sombrero salen no “conejos” sino cientos de ex Patrulleros de Autodefensa Civil (PAC) y a cambio de varita mágica, el mago tiene un garrote para apalear al pueblo con horas de improductivo “paro, cierre, toma”, de carreteras para “exigir,” cual mareros extorsionistas, cientos de millones de nuestros impuestos para un dizque “resarcimiento” –así le llaman ahora al asalto colectivo en plena vía pública con ventaja y alevosía—al que los susodichos dicen que tienen “derecho.”

Pero magos aparte, mi hipótesis –énfasis en la palabra “hipótesis”, para que la CICIG no me salga con estupideces “conspiracionales,”-- es que la mara de las ex PAC ya tiene un “arreglo” inicial con las “actoridades” de gobierno, y que todo eso de estar “tomando” carreteras --¡salud!—es en realidad una pantomima, un acto de “compadre hablado,” y una forma extraña de querer pasar otros temas de la agenda nacional mientras nosotros estamos “ocupados” y “a-raya” con los ex patrulleros.

El juego es más o menos así: Las ex PAC querían pisto, de hecho siempre quieren, y entre más mejor, y para eso se comunicaron presuntamente de manera secreta con mara del Gobierno quienes pegaron el grito al cielo cuando escucharon la cantidad que estos chichitos exigían. Pero después de pegar el grito al cielo, regresaron a poner los pies sobre polvorosa, y chuchos que son, se les hicieron de plato los ojos al ver la oportunidad que tienen de hueviarse uno millonetes más, así que ni lentos ni perezosos, ya que la mara de gobierno cuando se trata de pisto es rauda y veloz, propusieron un acuerdo básico, “secreto”, por el cual acordaban que sí les iban a entregar a los ex patrulleros el pisto exigido pero que no se lo podían dar sólo así por así. No, qué va.

“Las ex PAC también tienen que hacer su parte para que les cueste un poco,” dijeron en “consenso,” –esa palabra les produce orgasmos a los socialdemócratas—y decidieron “sugerirles amablemente” a los ex patrulleros que tomaran por asalto con fines de secuestro para cobro de “rescate” cuanta carretera, paso, cuatro-caminos, extravío, carro, vehículo, bicicleta, bus, tráiler, que se les pusiera enfrente, y que con eso “sentaran” al Gobierno a negociar.

Parte de la obra, acto segundo, sería que “Gobierno y la dirigencia de los ex patrulleros”, la mayoría ni fueron patrulleros para principiar, porque la edad que tienen me dice que para entonces no habían nacido, o eran infantes chantajeando a sus padres, sería una “mesa de diálogo y negociación,” a la cual las ex PAC se comprometerían y por la cual, como muestra de buena voluntad, dejarían libres los pasos “tomados” ¡salud!, y nosotros, los que fuimos secuestrados (todos, para más inri) estaríamos agradecidos con el Gobierno por tal acto de bondad.

¿Por qué en diciembre? Pues porque ya fue aprobado el presupuesto nacional, estamos en el período de mayor venta durante todo el año, y el impacto es mayor, amén que el Gobierno necesita un acto de distracción para sus fines sucios y oscuros.

Mientras tanto llevo horas dentro de mi carro. Intento llegar a Chimaltenango. Estamos secuestrados, si no es por la ex PAC, es por el Gobierno. Vaya “delincuencia organizada.”

Artículo publicado en el diario gautemalteco "Siglo XXI", el día martes 14 de diciembre 2010.