¿Sandra diputada, Alejos Presidente?


Ah, lejos con un poco de maquillaje, podría rebasar con creces a varios competidores.

Estuardo Zapeta

¿Mmmmmhhhhh? Me pregunto si tanto chorrito, bolsita, remesita, molinito, laminita, estufita, planchita, panderetita y la retahila de cosas que Sandra de Clos, perdón digo “de Colom”, –ya la estoy confundiendo yo con la esposa de Santa Clos-- regala –ha comprado todo con nuestro impuestos, por supuesto— no le está generando el efecto opuesto: el “achimerismo político” en lugar de elevarla en las encuestas, al final la puede hundir, y veremos que le podría pasar lo que le sucedió al PAN post Arzú, que autoderrotó al entonces ungido, el Conejo y levantó a la oposición de el Pollo.

Pero, sombreros de Esquipulas aparte, más me late que la susodicha quiere un cacho de protección y ve cada día como tan necesario deseo –para gozar de inmunidad— se le escapa de las manos por el lado de la Presidencia.

“La Sandra no levanta . . .” es la opinión de gordos y sesudos anal-istos y anal-istas que ven en los números el oráculo maximonense para las elecciones 2011. Y predican a los ocho vientos congelados que “la Sandra no levanta, y para el tiempo que estamos, después de casi tres años de incansable y carísima campaña, ya debería duplicar a mano tiesa en la proyección de voto”.

Yo soy más simple en mi observación, y creo que el lugar ideal para “la Sandra,” con “inmunidad” incluida, es el con-grueso.

Los anal-istas se me quedan viendo con cara de pijije arreado y pegan semejante alarido al ver que he herejiado sus pre-dicciones, pero luego averiguo acerca del porqué de tal chillido desgarrador y me percato de que ven entonces vacía la silla de la candidatura presidencial de la UNE.

“Momento,” les digo a los anal-istos y anal-istas; esa silla podría ser ocupada por el neneco número uno de la UNE en el Congreso: Mr. Alejos.

La reciente campaña de Mr. Ah, lejos pudo haber sido para A-cerca-rlo. Y malas noticias para “La Doña”: Mr. Ah, lejos cae mejor. Malas noticias también para los Peludos que ya se miraban ellos faldeando con la susodicha. Ah, lejos con un poco de maquillaje podría rebasar con creces a varios competidores.

Extraño también verdad, cómo es que “La Doña” no levanta . . . en las encuestas, y que sea otra mujer (la Nineth) quien le tome la delantera, según los datos publicados el domingo recién pasado por El Periódico (7-XI-2010). Pero no creo que esto sirva para que “la Nineth” se tire a la perdición, perdón digo a una candidatura presidencial, que es lo mismo. Ella está bien en el “con-grueso”.

Así que ahora “la Sandra, la Nineth, la Zury, la Roxana, la Rigo, la Adelita, etc.” –todas “divas” de la política, de ahí obligatorio el uso de “la” antes del nombre-- hacen que el panorama se ponga más interesante, y que cada 24 horas se cierren las opciones para la primera, y se abran nuevos para las otras.

Como sea, “la Doña” deberá cambiar inmediatamente grupo de campaña, repensar la Presidencia por una curul, y mandar al chorizo a los Peludos. Eso si quiere llegar al con-grueso porque el camino a la presidencia cada día se le cierra más, y todavía con el lío legal, ese de si puedo o no, en camino.

Artículo publicado en el diario guatemalteco "Siglo XXI", el día martes 09 de noviembre 2010.