“La mafia controla Pavón” (parte I)


He aquí, en dos entregas, algunos extractos de esa recordada publicación, y me pregunto ¿cuánto ha cambiado Pavón?

Estuardo Zapeta

Ese domingo 24 de septiembre de 2006, antes de la “toma de Pavón,” Prensa Libre publicaba bajo el título de “La mafia controla Pavón”, un reportaje, por más interesante acerca de la “cultura organizacional” de esta “granja modelo”, y no se ría, de “rehabilitación.” He aquí, en dos entregas, algunos extractos de esa hoy recordada publicación, y me pregunto ¿cuánto ha cambiado Pavón desde esa “toma”?

“Un grupo de hombres camina a sus anchas en la Granja Modelo de Rehabilitación Pavón. Es la mafia que tiene el control total sobre el Comité de Orden y Disciplina (COD); las propiedades, el dinero, sujetos armados, escuchas telefónicas y un servicio secreto cuya función es delatar a los opositores y miembros de la población reclusa reprimida, sobornada, asaltada y encarcelada dentro de la propia prisión.”

“El crimen organizado se apoderó de esta cárcel, que fue diseñada para rehabilitación y que el Estado dejó en manos de los reos desde hace más de 10 años. Las autoridades del penal sólo controlan el área administrativa, y los 70 agentes resguardan los alrededores, al igual que un grupo de las fuerzas combinadas, que mantiene vigilancia perimetral. Hay un guardia para cada 25 reclusos. Adentro, el COD efectúa requisas y ejerce el control de ocho manzanas de terreno.”
Por medio de entrevistas con reclusos y de fotografías se estableció que el COD, presidido por Luis Alfonso Zepeda González, condenado por asesinato, controla ese penal, que le representa ingresos de Q600 mil mensuales, ante el silencio cómplice de las autoridades. Además de Zepeda, el COD está integrado por el vicepresidente, Omar Alvarado; Migda Gudiel Calderas, supervisor operativo, de seguridad y logística; 16 encargados de sectores y, al menos, 200 responsables de servicios, quienes reprimen a la población. Su presidente gobernará el penal hasta que cumpla su condena de 27 años.”

“Zepeda y su gente son resguardados por un ejército de hombres armados con pistolas, machetes y palos, que efectúan el trabajo de ´servicio´. Las alianzas del presidente del COD con secuestradores, extorsionistas, sicarios y narcotraficantes le permiten participar en negocios ilícitos y tomar una tajada de ellos.”

“El dinero que llevan los familiares que visitan a los presos, de una u otra forma va a parar al COD, debido a un sistema de pagos e ´impuestos´ que éste exige a la población reclusa. Se paga por todo, cuenta otro reo. ´Al ingresar, hay que tener Q1 mil 300 para no hacer talacha (limpieza) seis meses´”, refiere.

“Pavón tiene una población de mil 647 reos [sept. 2006] sentenciados, y cada uno paga cada semana Q10 al COD, por el derecho de que su esposa se quede a dormir, y como contribución.”
“A la semana, el COD percibe por ese “impuesto” unos Q16 mil 470, lo cual representa más de Q65 mil al mes, Q790 mil al año.”

“Presidios tiene, al menos, una docena de denuncias de esposas e hijas de reos que han sido forzadas a tener relaciones sexuales con los líderes o integrantes del COD, a cambio de que éstos le perdonen la vida al recluso.”
Continuará . . .

Artículo publicado en el diario guatemalteco "Siglo XXI", el día viernes 29 de octubre 2010.